Entrevista de trabajo: cómo prepararse sin trucos

Un enfoque de rápida aplicación para asegurar un buen desempeño en una entrevista de trabajo.

¿Tienen utilidad las respuestas recomendadas o los discursos prefabricados para afrontar entrevistas laborales? ¿Qué enfoques sí nos pueden significar una diferencia al participar de una entrevista de trabajo?

entrevista de trabajo

En este artículo entrego algunas herramientas para dar una buena primera impresión en una entrevista de trabajo. Se trata de criterios estratégicos que nos permitirán tener un buen desempeño de forma sincera, personal y flexible.

El enfoque correcto para dar una buena impresión

Si buscas respuestas comunes de entrevistas de trabajo o cómo responder específicamente a cada una, esto no te va a servir. Sin embargo, sí es lo que realmente te va a ayudar. Así que a continuación te voy a entregar 3 ideas clave para entender cómo realmente afrontar una entrevista laboral. Y además descubrirás por qué las técnicas rápidas no funcionan:

Formas de afrontar una entrevista de trabajo y métodos milagrosos

Solo basta con hacer una búsqueda rápida en Google para encontrarse con decenas de sitios «revelando» las respuestas. Eso o también guías paso a paso de cómo responder. Incluso hay artículos acerca de cómo contestar los test psicológicos de las entrevistas de trabajo. Y ahí uno se pregunta: ¿funcionan?

Respuesta rápida: no.

Los trucos y su falla

El problema de todos esos trucos es asumir que todas las entrevistas son iguales. También asumen que todos somos personas hechas con el mismo molde. Y peor aún, asumen que quienes trabajan en recursos humanos no conocen esos trucos de memoria.

Soy un profesional proactivo. Poseo excelentes habilidades de trabajo en equipo. Puedo trabajar bajo presión y soy muy comprometido con las metas de la empresa. Tengo experiencia en el manejo de clientes, en la coordinación de proyectos, en la delegación de responsabilidades, en el desarrollo de planes de trabajo y tengo capacidad de generar propuestas de valor.

¿Les suena conocido?

Los trucos para vencer una entrevista de trabajo NO funcionan

Porque los trucos no son solo acerca de cómo responder, cómo sentase, cómo vestirse o cómo saludar a la persona. Hay incluso técnicas prefabricadas para llenar currículums. Y créanme… nadie en selección de personal va a pasar de la tercera palabra en ese párrafo. Yo mismo he dejado de leer innumerables currículums después de leer una sola línea redactada de esa forma.

Por lo tanto nunca confíen en métodos sencillos, paso a paso, que aseguren mejorar el desempeño en una entrevista de trabajo sin esfuerzo. Porque muy probablemente o es falso o hace décadas que perdió su efectividad. Entonces… ¿qué hacemos?

Entrevistas y enfoque estratégico

Una entrevista de trabajo es en realidad una conversación bastante sencilla: Una de las partes busca obtener información y la otra entregar la información adecuada. La persona entrevistada tiene un set de características únicas y pueden o no ser lo que la empresa busca. ¿Se entiende ahora por qué un método estandarizado no funcionaría? Por lo tanto el enfoque que debemos adoptar debe ser estratégico: considerar objetivo, recursos y forma.

Objetivo

Lo más importante es tener una meta clara y definida de forma concreta. Muy distinto es esperar que a uno lo contraten «porque lo merezco». Queremos que la empresa vea que al invertir en nuestras habilidades obtendrán los resultados que buscan. Nuestro objetivo debe apuntar a ofrecer un beneficio a la empresa y no pedir ayuda.

Recursos

Nosotros mismos, como potenciales empleados, somos un manojo de recursos listos para ser aprovechados. Y mediante una guía adecuada, seremos un beneficios para los objetivos de la empresa. Bajo ese enfoque nuestras habilidades no son herramientas que nos permitan «justificar» un trabajo. Nuestras habilidades son capacidades que nos permiten ofrecer un valor a la empresa. Un vendedor posee habilidades de venta que, a cambio de un sueldo, hará que la empresa rentabilice sus productos; un médico tiene una serie de conocimientos para sanar a los enfermos que acuden a un centro médico. Uno debe conocer sus recursos en función de lo que busca la empresa. Uno debe descubrir cómo ofrecerlos como un beneficio.

Sinceridad

Si somos el empleado adecuado lograremos lo que buscamos. Si no lo somos gastaremos la mitad del tiempo intentando justificar nuestra presencia ahí. Y la otra mitad en mantener bajo control el estrés de intentar sentirnos cómodos en un ambiente inadecuado. Si postulamos a un trabajo para el que no somos adecuados, no habrá enfoque ni técnica milagrosa que nos permite salir airosos. Postula a trabajos que sean acorde a tu perfil y deja que la entrevista fluya. La convergencia de necesidad de la empresa con tus habilidades ya existentes harán el trabajo por ti.

¿Cómo han sido sus experiencias en entrevistas de trabajo? ¿Suelen sentirse seguros y decididos, o tienen dificultades?

A continuación dejo un video respondiendo a una persona que hizo una pregunta relacionada hace poco.

Y recuerden que siempre tienen la opción de tomar un entrenamiento personalizado en técnicas de comunicación. Tanto para un evento específico, como una entrevista de trabajo, o para un desarrollo profesional en general.

Pedro Stein

Entrenador en técnicas de oratoria y comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *