Aprender técnicas de oratoria: 3 recomendaciones

aprender técnicas de oratoria¿En qué enfocarse al comenzar a aprender técnicas de oratoria y habilidades de comunicación? Aquí comento 3 puntos clave que servirán de pilares para comenzar a avanzar y desarrollar estas técnicas de forma sólida desde un inicio. Si bien existen muchos modos de aprender a hablar en público, nos va a ser de mucha utilidad tener un buen enfoque inicial para proyectar nuestro aprendizaje.

Focos clave para comenzar a aprender técnicas de oratoria

Estas recomendaciones tienen base en la consideración de las dos áreas principales de desarrollo profesional con foco en técnicas y una estrategia para incorporarlas: quiénes somos, cómo somos y un modo de incorporar habilidades acordes.

Entorno y comunicación: ¿Quién soy?

Esto es el análisis de nuestro contexto, nuestros recursos y nuestros objetivos. Porque si bien siempre solemos buscar información genérica acerca de cómo hablar en público o cómo perder el miedo a hablar en público, eso suele servir para identificar la consecuencia final; el síntoma.

Lo primero que debemos identificar para crear un mapa mental de nuestro camino para aprender técnicas de oratoria, es el ambiente que nos rodea, lo que sabemos y podemos hacer, y qué queremos lograr. Veamos uno a uno:

Contexto comunicacional

El contexto incluye nuestro entorno laboral, familiar, social, etc. En el área profesional podemos hacernos preguntas como: ¿Qué elementos de nuestro trabajo influyen en nuestras facultades de comunicación?, ¿qué podemos y qué no podemos hacer?, ¿qué nos exigen y qué podemos proponer? En el entorno familiar o amistoso podemos, en cambio, preguntarnos cosas como: ¿cómo suelen ser las dinámicas de comunicación en mi casa?, ¿de qué solemos hablar entre mis amigos?, ¿qué situaciones me gustaría mejorar en estos entornos? o incluso ¿cuáles están a mi alcance?

Recursos para la comunicación

Y así como el entorno influye, más lo hacen nuestros recursos. Y con «recursos» me refiero a capacidades, habilidades, conocimientos y conductas. ¿Qué cosas somos capaces de lograr por nuestra cuenta?, ¿qué destrezas para hablar tengo que sean distintas en otras personas?, y aún más importante: ¿cuáles son mis principales habilidades de comunicación y cómo las puedo potenciar para guiar el desarrollo de mi estilo? ¿Qué habilidades no he desarrollado lo suficiente y podrían estar dificultando mi avance?

Comunicación y objetivos

Y ya teniendo una mayor consciencia de quiénes somos y dónde estamos, no queda más que preguntarnos: ¿hacia dónde queremos llegar?, ¿qué queremos obtener, alcanzar y lograr? Es de vital importancia saber qué es eso que queremos obtener o crear. Y más allá de qué queremos evitar, dejar o soltar; pensemos en objetivos definidos de forma positiva, que nos permitan visualizar una meta concreta. Solo pensar en aprender técnicas de oratoria de forma general es muy vago; es importante plantear objetivos específicos.

Dinámicas y formas: ¿Cómo soy?

Estrechamente ligado a la identificación de recursos personales, el cómo soy se refiere a qué dinámicas de comunicación normalmente genero a mi alrededor. Porque todas las situaciones de comunicación a las que nos enfrentamos usualmente, son desarrolladas en un 50% según nuestras acciones. ¿Que eso ocurrió solo porque esa persona lo generó?, es decir, ¿con todas las personas con quien esa persona habla, ocurre lo mismo realmente?

Uno de los ejercicios más sanos y útiles en prácticamente cualquier área del desarrollo profesional, y principalmente en las estrategias de oratoria, es el saber cómo uno interactúa con el resto. ¿Cómo me presento ante los demás?, ¿qué rol juego en determinados grupos donde me desenvuelvo?, ¿cómo afronto los desafíos en medio de una conversación, ¿cómo hilo los temas?, etc.

Método de incorporación de habilidades para aprender técnicas de oratoria

Porque si bien tenemos infinidad de instancias donde aprender técnicas de oratoria, otra cosa es incorporarlas. Aprender una habilidad es descubrirla, entender cómo funciona y decidir usarla, mientras que incorporarla es lograr utilizarla de forma intuitiva; de forma natural. Y para esto tenemos que encontrar una instancia que se acomode a nuestra forma de aprender, porque existiendo grandes variedades de enfoques y estrategias específicas, es importante encontrar una forma cómoda y efectiva de poner a prueba y ensayar en un contexto real las habilidades que se estudian. Una presentación en nuestro lugar de trabajo nos enseñará muchísimo más de oratoria que cinco ensayos de discurso en un entorno controlado (como un taller de oratoria).

Este punto si bien es bastante amplio, es el que más análisis requiere para poder tomar una buena decisión.

Dejo a continuación un breve video donde respondo a la pregunta que inspiró este artículo. Y para quienes estén en Chile, siempre pueden optar por un entrenamiento individual personalizado en oratoria.

 

 

Pedro Stein

Entrenador en técnicas de oratoria y comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *